¿Qué es un PPA?

PPA (Power Purchase Agreement) o en español, un ACE (Acuerdo de Compra de Energía)

El PPA o ACE, es un acuerdo a mediano o largo plazo entre un comprador o usuario final de la energía, generalmente entre clientes industriales y/o comerciales, y un vendedor de energía,en nuestro caso instalaciones solares fotovoltaicas, regularmente un comercializador de energía o fondo de inversión privado, quien hace la inversión total del proyecto solar en el predio del cliente y se encarga de la operación y mantenimiento del sistema, así recupera su inversión por medio de la venta de energía que produce  la planta solar,ha sido el instrumento más efectivo en el crecimiento y desarrollo de la energía renovable a nivel mundial en los últimos años. Este modelo de contrato traslada el riesgo de la generación de energía solar a empresas que tienen experiencia tanto en la producción de energía a largo plazo como en la operación y mantenimiento de plantas fotovoltáicas, mientras el usuario final disfruta de un costo de energía más bajo

Es decir, el usuario final es responsable por la compra de la energía que genere la planta, en este caso energía solar fotovoltaica, y el vendedor es responsable de mantener el sistema operando en óptimas condiciones y corregir las fallas y deficiencias del sistema para asegurar un buen retorno de inversión. 

Estos acuerdos y/o contratos de compraventa de energía generalmente se establecen de 8 a 20 años.

Este tipo de contrato de compraventa permite a nuestros clientes adquirir la energía eléctrica a un precio mucho más bajo que el estándar del mercado mediante una negociación de tarifa a largo plazo. 

Esto se logra construyendo plantas de autogeneración de energía para nuestros clientes sin que estas empresas tengan que realizar inversión alguna, mediante el PPA proveemos la energía por un tiempo negociado, a un costo que representa un importante ahorro, con el beneficio de que el cliente será dueño de las plantas al finalizar el contrato.

¿Cómo funciona?

 Un PPA  es un contrato para el suministro de energía eléctrica desde una instalación fotovoltaica montada en las instalaciones del cliente y conectada a su red eléctrica. El desarrollador renovable realiza la inversión, diseña, monta, opera y mantiene la instalación,durante el tiempo pactado en el contrato.La energía generada por los paneles es energía que el cliente deja de consumir de la red pública tradicional y el desarrollador la ofrece a un precio más competitivo.

 Puedes beneficiarte de la energía solar sin invertir un solo peso, y disfrutar de energía renovable, más barata que la convencional, y al finalizar el plazo del contrato PPA la instalación será tuya sin ningún pago adicional. 

 Lo anterior hace que nuestros clientes perciban desde el primer día una reducción representativa en su gasto por concepto de consumo de energía sin realizar inversión alguna, sin gasto y con el beneficio de que, al terminar el contrato, la planta pasa a ser propiedad de la empresa y puede operar para la autogeneración de energía eléctrica.

Al finalizar el contrato, o en algunos casos antes del vencimiento del plazo, el comprador de energía tiene la posibilidad de adquirir la planta solar en su totalidad. Es una alternativa para asegurar la garantía de generación de energía y promover la inversión de la industria en energías renovables.

¿Sabes que existe la posibilidad de en lugar de comprar una instalación solar, podrías comprar la energía generada por la misma?

¿Cuáles son las principales ventajas y beneficios de un contrato PPA? 

  • No requiere inversión inicial. El desarrollador o grupo inversionista del proyecto adelanta los trámites, diseños, puesta en marcha, operación, garantías,  seguros, mantenimiento entre otros de los sistemas. Es decir, el usuario final sólo debe negociar su tarifa de energía en kWh con el desarrollador y  tener disponible el inmueble libre de embargos o medidas cautelares de terceros tales como bancos juzgados o entidades públicas(cada caso tiene un estudio de vialidad específico).Lo anterior quiere decir que en vez de comprar la energía directamente a una empresa de distribución eléctrica tradicional estás adquiriendo la energía desde un productor o inversionista independiente  a un precio mucho más competitivo.
  • Cero gastos de operación y mantenimiento Permite ahorros en inversiones y gastos. 
  • Contrato a la medida
  • Ahorro inmediato de la factura de energía
  • Reducción de las emisiones de CO2
  • Al finalizar el contrato la planta se vuelve propiedad del cliente
  • Oportunidad de adquisición de sellos o certificaciones medioambientales.
  • Inicio de la transición a energías limpias y renovables.
  • Traslado de Riesgos. Solo se paga por la energía generada. Si el sistema deja de funcionar por algún imprevisto operativo, el usuario final no debe pagar la energía generada por el sistema durante este tiempo. Adicionalmente, si algún equipo requiere reemplazo, todos estos costos son responsabilidad del desarrollador del PPA.

En resumen esta modalidad permite una serie de beneficios que no tendrías en ninguna de las formas habituales de conseguir o contratar tu energía:

Puedes beneficiarte de la energía solar sin invertir un solo peso, y disfrutar de energía renovable, más barata que la convencional, y al finalizar el plazo del contrato PPA la instalación será tuya sin ningún pago adicional. 

El desarrollador o grupo de inversionistas privados posee, financia, opera y mantiene un sistema fotovoltaico, y un cliente acepta a ubicar físicamente este sistema de paneles en su propiedad.

A cambio de utilizar el espacio dentro de la propiedad, financiar el proyecto y realizar las mantenciones correspondientes, la empresa productora se compromete a vender la energía generada devuelta a las empresas a un precio más conveniente que su distribuidor de energía local por el tiempo estipulado en el contrato.

En la metodología de un PPA solar el cliente compra la energía producida por el sistema fotovoltaico a un precio reducido, en lugar de invertir grandes sumas de capital para financiar el proyecto fotovoltaico. Un PPA Solar permite que un cliente reciba electricidad de manera estable y a un costo reducido, mientras que la empresa o desarrollador adquiere beneficios financieros, como créditos, beneficios fiscales e ingresos generados mediante la venta de energía eléctrica.

Por ello, la metodología de un PPA es una gran alternativa de adquisición de un proyecto solar para la industria y las empresas, con cero inversión

Inversión inicial cero pesos: el generador se encarga de los costos iniciales de dimensionamiento, adquisición e instalación del sistema solar fotovoltaico. Sin ninguna inversión al principio, el cliente puede tener la infraestructura de la energía solar y empezar a ahorrar dinero en el momento en que el sistema empiece a funcionar.

Reducción de los costos de energía: los modelos PPA solares proporcionan un costo fijo de la electricidad durante la vigencia del contrato. Este precio es más económico que los aumentos de precios de energías convencionales.

El precio fijo, por otro lado, se mantiene constante durante el plazo de vigencia del contrato, lo que ahorra más al cliente a medida que los precios de los servicios públicos aumentan permanentemente debido a las subastas de energía y la inflación ocasionada por diferentes factores  con el tiempo.

Riesgo limitado: el generador es el responsable del rendimiento del sistema y del riesgo operativo.

Aumento en el valor de la propiedad: se ha demostrado que un sistema solar fotovoltaico aumenta los valores de la propiedad exponencialmente atrayendo de manera importante nuevos inversionistas trayendo progreso y desarrollo en las comunidades donde se apuesta por las energías renovables.

Si crees que aplicas para acceder a un contrato PPA no dudes en comunicarte con nosotros para recibir toda la asesoría necesaria e iniciar de la mano de expertos el camino de las energías renovables…